Noticias > Actualidad
Actualidad del CES Vasco
martes, 16 diciembre 2014

La evolución de los datos de 2013 refleja un descenso en el gasto de I+D, tras 10 años de evolución positiva. El gasto sobre PIB se ha situado, según EUSTAT, en el 1,99%, por debajo del 2,12% registrado en la Eurozona y por debajo del 2,12% obtenido en 2012.

 

Sin embargo este descenso, por otra parte ligero, no es la cuestión más importante sobre el futuro de la innovación en Euskadi. Lo más importante es el cambio de enfoque que se debe de producir y que en líneas generales se recoge en el Plan de Ciencia y Tecnología (PCTI).

 

No es por tanto tan solo una cuestión de volumen, sino sobre todo, una necesidad de una nueva orientación en el campo de la innovación.

 

Esta nueva orientación viene definida en los cinco objetivos que recoge el PCTI.

 

1.- Concentración de los recursos e inversiones en I+D+i para contribuir al empleo y la reactivación económica.

Euskadi debe concentrar recursos e inversiones en áreas donde existen claras sinergias con las capacidades productivas de la región en línea con las estrategias europeas de investigación e innovación para la especialización inteligente.

 

2.- Equilibrar el mix de actividad investigadora para corregir la desventaja competitiva frente a otros.

La evolución del mix de la actividad de I+D en los últimos años plantea la necesidad de un cambio de posicionamiento para disminuir la desventaja competitiva frente a otros países, fundamentalmente aumentando el peso del desarrollo tecnológico e incidiendo en un incremento de la contribución de la investigación básica de excelencia.

 

3.- Elevar el nivel de eficiencia del Sistema de Ciencia, Tecnología e Innovación mediante el desarrollo de un sistema integrado de monitorización y evaluación

Un sistema de gobernanza efectivo requiere una evaluación coherente e integradora que garantice el adecuado retorno de las inversiones públicas en el ámbito de la ciencia, la tecnología y la innovación. Esta evaluación permitirá introducir las medidas necesarias para garantizar la mejora de estos resultados de acuerdo a los objetivos establecidos.

 

4.- Internacionalización de la I+D+i para captar y generar nuevo conocimiento

El programa H2020 se interpreta así como una oportunidad no sólo para participar en el proceso de construcción del Espacio Europeo de Investigación, sino también para aprovechar las oportunidades de mercado derivadas de los grandes retos sociales marcados en la Estrategia Europa 2020.

 

5.- Incrementar el número de empresas que realizan innovación para mejorar su competitividad y desarrollo sostenible.

Es necesario favorecer ofertas de mayor valor añadido a través de la innovación, tanto tecnológica como no tecnológica, en todos los elementos de su modelo de negocio.

 

Para la conclusión de los cinco objetivos señalados se establecen unas prioridades verticales y horizontales tomadas como referencia del informe de especialización inteligente para Euskadi.

 

PRIORIDADES VERTICALES: De la interacción de estos tres vectores: capacidades empresariales, capacidades científico-tecnológicas y mercados; y de la aplicación de los criterios y metodología europea del proceso de especialización inteligente RIS3 se han identificado las siguientes prioridades verticales:

Fabricación avanzada. Investigación y desarrollo dirigida hacia sectores industriales relacionados con transporte (concretamente automoción, aeronáutica, ferrocarril y naval), bienes de equipo y máquina herramienta, y metal. Se trata de una apuesta de investigación orientada a la incorporación de inteligencia en medios y sistemas de producción, el aprovechamiento de capacidades y tecnologías emergentes en nuevos productos y procesos, la integración de materiales avanzados en soluciones de mayor valor añadido o procesos mejorados, la eficiencia y sostenibilidad de los recursos empleados y la integración de servicios de alto valor añadido.

Energía. Desarrollo tecnológico e industrial en las áreas marcadas por la Estrategia EnergiBasque a lo largo de las diferentes etapas de la cadena de valor (generación, transporte, almacenamiento, distribución, así como la industria auxiliar relacionada). Cadena de valor aplicada a las diferentes fuentes de energía en las que Euskadi es competitiva: energía eléctrica, petróleo, gas, y energías alternativas (energía eólica, undimotriz y solar termoeléctrica), al almacenamiento, redes inteligentes, electrificación del transporte y gestión de servicios energéticos.

Biociencias y Salud. Su principal actividad se concentra en el segmento de salud humana y el envejecimiento, y en menor manera en otros nichos como la alimentación y los ecosistemas naturales. Las biociencias se derivan de una apuesta estratégica sostenida que ha conducido a disponer de capacidades científico-tecnológicas de alto nivel, donde es crítica la convergencia de tecnologías facilitadoras (micro-nano-bio-TIC...). La aplicación de las biociencias a la salud constituye una prioridad debido a la existencia de una poderosa y eficiente red pública y una incipiente actividad empresarial en el ámbito farmacéutico, industria auxiliar de servicios e industria de componentes médicos con capacidad de diversificación y de internacionalización.

PRIORIDADES HORIZONTALES: Aquellas actuaciones de carácter transversal dirigidas a corregir las debilidades detectadas en el sistema u otros aspectos necesarios para asegurar el éxito en la implantación de las prioridades verticales.

Refuerzo de la colaboración público-privada

Reordenación de la Red Vasca de Ciencia y Tecnología

Alineación del Sistema Universitario con las áreas RIS3

Innovación en la gestión pública

Innovación y transformación social y empresarial

La aplicación de todo este conjunto de objetivos y prioridades verticales y horizontales así como el desarrollo de la estrategia de especialización inteligente RIS3 va a requerir de un nuevo modelo de gobernanza que permita “la coordinación de mecanismos para sincronizar diferentes niveles de política (comunitaria, nacional, regional, etc.), departamentos (educación, desarrollo económico, salud, medio ambiente, etc.) y actores de innovación (planificadores de políticas, empresarios, investigadores, proveedores de servicios, instituciones financieras y educativas, etc.) para acordar estrategias, objetivos, prioridades y métodos de implementación.

Establecer, en definitiva, un Sistema de Gobernanza multinivel que, bajo el liderazgo del Gobierno Vasco, sea capaz de integrar adecuadamente a los diferentes agentes públicos y privados.

Para garantizar el cumplimiento de los anteriores objetivos y dar respuesta a las prioridades verticales y horizontales establecidas se estima necesario que Euskadi en su conjunto, incluidos los fondos públicos y la inversión privada, apueste decididamente por seguir invirtiendo en I+D para no perder el tren de la innovación y la competitividad en Europa. El objetivo en el 2020 es doble: por un lado, continuar con la senda creciente y mantener, e incluso superar, a la media europea en las disciplinas y prioridades verticales establecidas, y por otro lado, incrementar la eficacia y la eficiencia de los gastos de I+D, obteniendo mejores resultados prácticos en su impacto en el empleo y la competitividad empresarial.

En esta línea, una gran parte del crecimiento de la inversión deberá ser protagonizada por el sector privado, verdadero motor de la creación de riqueza y empleo. En segundo lugar, un volumen relevante de recursos deberá provenir de la participación en convocatorias competitivas a nivel estatal y de la Unión Europea. También el conjunto de las Administraciones Públicas vascas realizarán una aportación significativa, en línea con la tradición de los últimos años pero de manera más decidida, si cabe, en cuanto al contexto en que se realiza.

Como decíamos al inicio de esta Editorial se trata de una nueva y profunda orientación sobre la innovación. El tradicional indicador de los gastos de I+D sobre PIB va a tener que ser completado con aquellos que hacen referencia a las prioridades verticales y horizontales establecidas así como a la especialización inteligente. Una nueva asignatura para todos.