Noticias > Notas de prensa
Notas de Prensa
miércoles, 24 julio 2019
  • El CES valora positivamente el proyecto, “por su enfoque y visión alineados con la corresponsabilidad en la conciliación y la universalización de las ayudas”. No obstante, señala una serie de cuestiones no resueltas o mejorables.
  • ”El Consejo destaca que la solicitud de que el dictamen se tramite por la vía de urgencia , acorta los plazos de respuesta a la norma “cuya extensión e importancia merecería espacios temporales más generosos para su debate y para la aportación de propuestas sobre el articulado”.
  • Pide al gobierno que “redoble los esfuerzos” para que puedan materializarse las propuestas de mejora presentadas durante el trámite de consulta del proyecto y califica de “frustrantes los argumentos utilizados para no asumir determinadas enmiendas de mejora”, a pesar de haber sido valoradas positivamente.
  • El CES echa en falta una valoración crítica de los resultados alcanzados hasta la fecha en relación con las medidas de discriminación positiva de los hombres para avanzar en la corresponsabilidad y propone no descartar el incentivo económico como medio para una mayor implicación masculina.

El Consejo Económico y Social vasco considera adecuada la tramitación del proyecto de decreto sobre “Ayudas para la conciliación de la vida familiar y laboral”, con las consideraciones que este órgano consultivo ha efectuado en su dictamen. El proyecto ha sido remitido por el Departamento de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco para su tramitación por vía de urgencia.

La norma, que sustituye al anterior decreto sobre esta materia (decreto 177/2010, de 29 de junio), pretende mejorar y ampliar el sistema de ayudas económicas, incentivos fiscales y medidas de corresponsabilidad y conciliación, así como promover medidas de sensibilización y formación para el reparto de tareas domésticas y de cuidado entre hombres y mujeres. El CES valora positivamente el proyecto, “por su enfoque y visión alineados con la corresponsabilidad en la conciliación y la universalización de las ayudas”, objetivos suscritos en el Pacto Vasco por las Familias y la Infancia. No obstante, señala una serie de cuestiones no resueltas o mejorables.

Tramitación por vía de urgencia

Antes de entrar en ellas, el dictamen introduce unas consideraciones previas, como la referida a la tramitación por “vía de urgencia” solicitada por el ejecutivo, una fórmula que acorta los plazos de respuesta a la mitad y que es considerada inconveniente en este caso, dada “la extensión e importancia del texto, que merecería espacios temporales más generosos para su debate y para la aportación de propuestas sobre el articulado”.

Otra de las cuestiones previas incluidas en el dictamen está relacionada con la respuesta del gobierno a las propuestas de mejora presentadas durante el trámite de consulta del proyecto y califica de “frustrantes los argumentos de la Dirección de Política Familiar y Diversidad para no asumir determinadas enmiendas de mejora”, a pesar de haber sido valoradas positivamente por el ejecutivo, que, “en pura coherencia, debería redoblar los esfuerzos para que esas sugerencias puedan materializarse”.

El CES también incide en que las ayudas económicas deberían ir acompañadas de “una oferta suficiente y amplia de servicios y equipamientos que permitan a las familias tener la descendencia que desean y conciliar adecuadamente los distintos ámbitos de su vida”; una consideración que ya fue formulada el año pasado por el Consejo en un dictamen anterior (Dictamen 4/2018, de 9 de marzo).

Conciliación corresponsable

El dictamen respalda las novedades que introduce el decreto para impulsar una cultura por la conciliación corresponsable y un tratamiento igualitario. Sin embargo, echa en falta una valoración crítica de los resultados alcanzados hasta la fecha en relación con las medidas de discriminación positiva de los hombres para avanzar en la corresponsabilidad, “pues más allá de estos incrementos en jornadas de disfrute, debería valorarse si algunos de los requisitos necesarios para su beneficio son, o no, realmente elementos correctivos de desigualdades de género o si, al contrario, las perpetúan”. En este ámbito, el CES propone “no descartar el incentivo económico de las prestaciones como medio para una mayor implicación de los hombres”, una medida que siempre debería estar acompañada por campañas de sensibilización.

Por último, el órgano consultivo vasco avala la universalización de las ayudas para que resulten más inclusivas y puedan llegar a un mayor número de familias, así como el incremento de las ayudas dirigidas a determinados colectivos, en línea con las recomendaciones realizadas por el Ararteko en su informe de 2014. En este campo, el CES considera que aún existe margen de mejora en la cobertura de ciertas situaciones particulares para que no queden excluidas de algunas ayudas.